Prueba hidráulica para líneas de agua construidas con Supertubo HDPE

La Prueba Hidráulica se utiliza para confirmar/validar la hermeticidad de una línea de agua y de esta manera garantizar un sistema de agua libre de fugas. La Prueba Hidráulica se constituye en el control de calidad de toda instalación hidráulica.

Equipo requerido

- Manómetro con gradación mínima de 0.5 [kg/cm2] y rango 25% superior al requerido para la prueba.

- Bomba eléctrica

- Bomba manual

Se debe verificar periódicamente el estado del manómetro para asegurar lecturas correctas.

Procedimiento

Las pruebas tendrán lugar después de que se haya instalado la tubería con todos sus accesorios; si se trata de una red de distribución deberán estar instaladas las acometidas domiciliarias.

La longitud máxima del tramo de prueba deberá ser de 700 [m]. Utilizando en lo posible las válvulas propias de la red para la definición de tramos de prueba.

El llenado de la tubería podrá realizarse mediante una bomba eléctrica o manual, durante este periodo deberá extraerse todo el aire atrapado, posteriormente se deberá utilizar una bomba manual para llegar a la presión de prueba exigida.

El control de presión de la prueba (ubicación del manómetro) deberá efectuarse en el punto más bajo de la sección de tuberías a probar.

La presión de prueba será 1.5 veces mayor a la presión máxima de servicio (1.5 x PS).

Una vez alcanzada la presión de prueba (1.5 x PS) se deberá controlar el descenso de presión durante 4 horas.

Se dará por aprobada la prueba si: En el transcurso de 4 horas la disminución de la presión fue menor a 0.2 x 1.5 x PS.

La finalización de la prueba debe estar acompañada de un informe donde se detalle la información de la misma.